Home » Otras » Carta de Manuel Cabello Arroyo a la Banda

Carta de Manuel Cabello Arroyo a la Banda

Amigos y componentes de la Banda de Cornetas y Tambores Humildad y Soledad.

Quiero dirigirme a todos vosotros a través de nuestra página web, para agradeceros todo el trabajo que hemos realizado a lo largo de esta Semana Santa 2015, que para mí, ha sido fabuloso.

Quiero que sepáis, que me siento muy orgulloso de intentar dirigir a este maravilloso grupo de personas  y sobre todo, de amigos, que se llega a convertir en familia conforme van pasando los días, semanas y años, por lo menos yo lo considero así.

Han sido muchas las felicitaciones recibidas en todas las hermandades a las que hemos acompañado en la Semana Mayor, y esto, no sería posible sin contar con el esfuerzo de todos vosotros. Esfuerzo que se transforma en notas musicales en la Semana Grande para nosotros. Notas musicales que, para la gente que acompañan las distintas estaciones de penitencia, les suenan como cantos de ángeles, y que a nosotros, simplemente, nos suenan a marchas procesionales trabajadas durante un largo periodo de tiempo.

P1160826

Quiero agradeceros también el buen comportamiento en el transcurso de todas las estaciones de penitencia que hemos tenido y la buena armonía que ha existido durante toda la semana santa.

Para terminar, sólo deciros que, sé que todo esto es duro conseguir, que los ensayos queman, que algunas decisiones no son  del gusto de todos, que algunos días no estoy a la altura de lo que esperáis de mí y muchas más cosas… pero lo cierto, que la base de esta banda, por nada en el mundo, la debemos romper por estar cansados de algunas de las anteriores cosas, yo soy el primero que también, en ocasiones lo estoy como vosotros.

No voy a deciros más. sólo quiero que sepáis que sería para mí un orgullo el contar con todos vosotros, los componentes de la semana santa 2015 de humildad y soledad, para el año que viene .

Sin más, sólo gracias, gracias y mil veces gracias a todos

Manuel Cabello Arroyo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Comentar