Home » Entrevistas » Hablando con … Emilio Cabello Arroyo

Hablando con … Emilio Cabello Arroyo

Un nuevo artículo – entrevista para continuar con esta sección nueva dentro de nuestro portal web.

Hoy es el turno de D. Emilio Cabello Arroyo, que fue nombrado presidente de nuestra Hermandad de Mª Stma. de la Soledad de Santaella el pasado 1 de septiembre y que tomó posesión del cargo, junto a su nueva junta de gobierno, el pasado 22 de Noviembre, coincidiendo con la función religiosa que hizo la Hermandad en la festividad de Cristo Rey del Universo, que se ofició en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Santaella.

Compartimos un ratito de conversación muy agradable con él, en el cual nos contó cosas de la Hermandad, vivencias personales y, ante todo, sentimientos.

305575_3730596474526_305367120_n

  • ¿Cómo fue su llegada a la Hermandad y cual su trayectoria hasta ser Presidente?

Llego a la hermandad desde mi nacimiento, a la cual tengo vínculo por mi padre, abuelo y toda mi familia paterna que son de la misma. Mi padre era el encargado de la banda y desde muy pequeño me llevaba a los ensayos, donde toqué el tambor por primera vez con tres años y en la cual he estado hasta primero de carrera con 19 años, cuando ya toqué por última vez estando en Sevilla y sin apenas asistir a los ensayos.

Por lo tanto vinculado a la hermandad desde siempre, primero dentro de la banda y ya cuando llegué de estudiar me pegué a la directiva de Bartolomé Cantillo Martínez, después ha habido un periodo de siete años y ahora estamos aquí otra vez, a ver si somos capaces de trabajar y hacer las cosas lo mejor posible.

 

  • ¿Qué peso tiene su hermandad en la Semana Santa de Santaella?

Considero que la Soledad es la que lleva la voz cantante en la Semana Santa de Santaella, por ser la pionera en muchas de las cosas al ser una Hermandad inquieta, que siempre está innovando, preocupada por hacer cosas nuevas, (digo hermandad pero realmente es un grupo dentro de la Hdad. de Jesús Nazareno) pero es un Grupo muy fuerte y creo que ha aportado muchísimo. La Semana Santa de Santaella, no sería igual, hoy en día, sin la Soledad y todo lo que ha ido paso a paso introduciendo, empezando por los grupos de Cuaresma, que los trajo la Soledad aquí importados de Puente Genil siendo el grupo fundador de ellos en la localidad, y acabando por la banda que fue la que comenzó a tocar aquí repertorios que no se habían oído, pasando de interpretar marchas militares a marchas musicalmente ya compuestas con cuatro voces, por ello la pionera fue la banda de la Soledad. Esto son sólo dos ejemplos, después hay muchísimas cosa más.

 

  • El día que cumpla su mandato, ¿cómo le gustaría que le recordaran como Presidente?

Como un presidente con el que la Hermandad fue capaz de salvar una situación de dificultad, conservando los valores que nos enseñaron nuestros Mayores.

1899657_1542813715962523_2157227243443082818_o

  • Respecto a la próxima Semana Santa de 2015, ¿hay algún estreno que presente la Hermandad?

Dada la situación que tenemos hoy día, estamos inmersos en una propuesta e iniciativa de la sección de mantillas de la Hermandad para restaurar la corona de nuestra Virgen, en la cual vamos a intentar colaborar al máximo posible con ellas si se decide llevar a cabo.

Pero de estreno en sí, de momento no hay planteado hacer ninguno, dada la situación económica que tenemos que intentar solventar lo antes posible y tenemos que centrar todas nuestras energías ahora mismo en poder conseguirlo.

 

  • De cara a ser leída esta entrevista ¿Qué momento de la estación de penitencia recomendaría?

Evidentemente es el paso del Arco antes de hacer la entrada ya en la Iglesia, creo que ese es el momento nuestro por excelencia, también el momento de la bajada del Arco y la entrada en la Plaza Mayor en la madrugá, que es un momento en el que estamos prácticamente nosotros solos, un momento en el que se vive nuestra procesión desde un ámbito más personal, muy nuestro, muy de la Hermandad.

 

  • ¿De quién diría que ha aprendido más en estos años de Hermandad?

De mi padre, por supuesto, también de mi abuelo. Mi abuelo llevó a la Virgen y fue costalero hasta los 84 años, y después siguió procesionando de nazareno hasta que las fuerzas le abandonaron.

De mi padre lo he aprendido todo, de pequeño me enseñó que si uno entraba en una procesión, la tenía que acabar y había que estar ahí siempre, y no que fuese un capricho de que “hoy me apetece vestirme y el año que viene, no”, que había que cumplir siempre con la hermandad, y que las cosas hay que hacerlas siempre desde la seriedad y el respeto a los demás.

Por otro lado, con respecto al tambor, todo lo que aprendí lo aprendí de él, que sin duda ha sido el redoblante más grande que ha tenido la Semana Santa de Santaella.

 

  • ¿Qué significa para usted ser cofrade?

Ser cofrade es una vivencia, evidentemente desde la fé pero también desde la tradición familiar. En definitiva, el valor de esos vínculos que se crean con tu familia, con tu hermandad, con tu fé, con tu Virgen, con tus hermanos de túnica, con tus hermanos costaleros…

 

  • ¿Qué es para usted lo que diferencia a su hermandad de las demás?

Quizás la solera, las ganas de trabajar que ha tenido siempre y la CONVIVENCIA DE LA HERMANDAD con mayúsculas.

La Soledad, ha tenido esa hermandad siempre, aunque ahora hayamos pasado por momentos difíciles. Supongo que las demás hermandades también, pero nosotros siempre hemos tenido una unión entre los hermanos y una fuerza extraordinaria.

 

  • Sin contar a su hermandad, que momento de la Semana Santa no puede perderse?

El Descendimiento.

Aunque formemos parte del mismo, ya que la Soledad, evidentemente, participa en la procesión del Viernes Santo por la Noche y somos parte de la Hdad. De Jesús Nazareno, pero es con el momento que me quedo fuera de mi Hermandad.

 

  • ¿Cuáles son los proyectos, a día de hoy, que ha conseguido llevar a cabo a pesar de llevar tan poco tiempo y cuales están por hacer?

Aún hemos hecho poco, dada la reciente llegada de esta nueva junta de gobierno. Estamos empezando a “tomar los mandos del barco” por así decirlo y a ordenar cosas.

Quedar por hacer, todo, muchísimas cosas, pero sobre todo, lo que me ilusionaría sería volver a ver en mi Hermandad esa fortaleza que hemos tenido siempre, de unión entre hermanos, de convivencia…

DSC_0159

  • Dentro de tus proyectos, ¿está el de que las mujeres entren a formar parte como hermanas de la Hermandad?

Yo antes de cumplir mi mandato, quiero volver a llevar a votación ese tema, pero quiero hacerlo de manera diferente y desde el rigor.

Desde el rigor quiero decir, porque aquí siempre han votado los que asistían a las asambleas de hermanos, se proponía el tema y se votaba entre los asistentes a la misma que eran los que decidían. Pienso que tienen derecho a votar todos los hermanos aunque no estén presentes el día de la asamblea. Hay muchos hermanos que están fuera. Somos 155 hermanos mayores de edad, y, evidentemente, hay que darle el derecho a voto a todos de alguna manera. Por supuesto si alguien no quiere votar, no lo hará, pero se le dará el derecho a hacerlo a todos y antes de irme, tengo que someter a votación esa cuestión.

 

  • ¿Quién es la persona que más te ha marcado en el mundo de la Semana Santa y por qué?

Aunque sea reiterativo, mi padre y mi abuelo, pero hay una persona que me ha marcado mucho junto a ellos, Pepe Arroyo.

Lo poco que sé yo de la Hermandad, aparte de mis vivencias me lo enseñó Pepe. Fue él, quien me enseñó todo lo que sé de dentro de la Soledad, “de las tripas” del Grupo, el cómo se llevan las cosas, qué hace falta… Tuve la gran suerte de compartir con él varios años de junta directiva y me marcó muchísimo.

Pepe Arroyo era una persona que tenía una personalidad abrumadora, una persona que vivía por y para la Hermandad y por y para la Semana Santa de Santaella, que tenía un poder de convocatoria impresionante, una persona que nació para ser líder y con un valor moral ejemplar… Aprendí mucho de él.

 

Ahora una serie de preguntas más cortitas sobre sus experiencias recientes y gustos:

 

  • El momento dulce de la Semana Santa del año pasado.

Para mí, cuando la Virgen pasa el arco para entrar, y mucho más viviéndolo desde debajo del paso, ya que soy costalero.

 

  • El momento difícil de la Semana Santa…

Cuando ves que tu Hermandad, por lo que sea, titubea en algo o no funciona como quisieras o te gustaría, cuando ves que se están perdiendo ciertos valores, que, por supuesto, no es culpa de ninguna junta de gobierno en particular, es culpa de las circunstancias que se dan, que te llevan a perder cosas buenas que se han tenido siempre, eso es lo que más te duele.


– ¿Una imagen de Cristo?

Por supuesto, el Cristo de la Veracruz de Santaella, pero a mí, un Cristo que me impactó, fue el Cristo de la Expiración de La Rambla. La imagen, la vi por primera vez siendo estudiante en el instituto de La Rambla y me impactó.

 

– ¿Una imagen de Virgen?

Indudablemente La Soledad, y aparte de ella, quizá La Esperanza de Triana.

 

– ¿Un paso de misterio?

El de Las Angustias de Córdoba.

 

– Una marcha de palio… 

Jesús de las Penas, me transmite y emociona muchísimo

 

– Una marcha de cornetas y tambores… 

Aparte de Réquiem, que fue la primera que me marcó de marchas grandes, a día de hoy, me quedo con Reflejos de la Cava, de Rafael Vázquez, me gusta mucho.

 

  • ¿Qué no puede faltar en su Semana Santa?

La familia, el momento de ver a mi padre y a mi hijo y vestirme con ellos y compartir la procesión con toda mi familia y hermanos.

798399_10200542117306467_63741264_o
     –     Su Semana Santa no sería lo mismo…  

Sin el momento de preparar el paso el Jueves Santo, que es un momento de vivencias entre hermanos y convivencia.

 

  • ¿Qué es lo que no se pierde en Cuaresma?

Los ratos en el grupo con los hermanos.

 

  • ¿Qué cree que le sobra a la Semana Santa?

En Santaella sobran algunas cosillas.

Yo, personalmente, “El Perchel” (Barrio Bajo) lo haría más rápido, aunque entiendo que lo que hay aquí, tiene una tradición, pero yo lo limaría un poco, se puede hacer en menos tiempo, cambiar el tener tantas paradas por disfrutar en las distintas casas de Hermandad, ya después de la procesión.

 

  • Aparte de Santaella, ¿Conoce otra Semana Santa que le guste?

Si, la de Sevilla, Córdoba, La Rambla y algún sitio donde he ido acompañando a la Banda.

De Sevilla conozco el Martes Santo, de Córdoba, el Lunes Santo y de La Rambla, el Lunes y Miércoles Santo.

 

  • Por último, ¿qué opina de nuestra banda?

Humildad y Soledad es un lujo de banda, que ojalá dure muchos años, ya que, en el momento que falte, creo no vamos a volver a ver una banda como esta en Santaella.

Por lo tanto, que dure muchos años, porque es la mejor banda que se ha paseado por Santaella, sin duda alguna.

IMG-20141121-WA0011

Muchas gracias Emilio, por su tiempo y sinceridad, y que Nuestra Bendita Madre de La Soledad, le guíe por el buen camino siempre, tanto en la toma de decisiones durante todo su mandato al frente de esta, nuestra Hermandad, como en su vida personal.

 

 

Fotografías: Cristóbal Río Bermudo

Comentar